Asesorías

Tratamiento Para Ronquidos: Conoce las Causas y Soluciones

Tratamiento para ronquidos

Muchos buscan tratamientos y soluciones para los ronquidos, debido a que son un problema muy común que afecta a muchas personas, tanto a quienes los producen como a quienes los escuchan. Estos se producen cuando el aire pasa por las vías respiratorias superiores y hace vibrar los tejidos blandos de la garganta, el paladar o la lengua.

Si eres una de las personas que está siendo afectado por los ronquidos, aquí explicaremos cuáles son sus causas, diagnóstico, factores de riesgo, complicaciones, así como el tratamiento para ronquidos más eficaz que puedes aplicar para solucionar tu problema.

Causas de los ronquidos

Los ronquidos pueden tener varias causas, pero algunas de las más comunes son las siguientes:

  • La edad: Con el paso de los años, los músculos de la garganta se relajan y se estrechan las vías respiratorias, lo que favorece los ronquidos.
  • La anatomía: Algunas personas tienen una estructura anatómica que propicia los ronquidos, como un paladar blando o alargado, una úvula grande, amígdalas o adenoides inflamadas, una lengua grande o una mandíbula inferior retraída.
  • El sobrepeso: El exceso de peso puede provocar un aumento del tejido graso alrededor del cuello, lo que reduce el espacio para el paso del aire y aumenta la presión sobre las vías respiratorias.
  • El sexo: Los hombres tienen más tendencia a roncar que las mujeres, debido a que tienen una garganta más estrecha y más tejido muscular en esa zona.
  • El tabaquismo: Fumar irrita y daña las vías respiratorias, lo que provoca una inflamación y una obstrucción del flujo de aire.
  • El alcohol: El consumo de alcohol relaja los músculos de la garganta y la lengua, lo que facilita el colapso de las vías respiratorias durante el sueño.
  • El uso de medicamentos: Algunos medicamentos, como los antihistamínicos, los sedantes o los relajantes musculares, pueden tener un efecto similar al del alcohol y provocar ronquidos.
  • La posición al dormir: Dormir boca arriba hace que la lengua y el paladar caigan hacia atrás y obstruyan las vías respiratorias, lo que genera ronquidos. Sin embargo, dormir de lado puede ayudar a evitar este problema.
  • La congestión nasal: Tener la nariz tapada por un resfriado, una alergia o una sinusitis dificulta la respiración por la nariz y obliga a respirar por la boca, lo que aumenta el riesgo de roncar.
  • La apnea del sueño: Se trata de un trastorno que se caracteriza por interrupciones repetidas de la respiración durante el sueño, debido a un bloqueo total o parcial de las vías respiratorias. De hecho, los ronquidos son uno de los síntomas más frecuentes de la apnea del sueño, aunque no todas las personas que roncan la padecen.

Si crees que tu problema de ronquidos es por la apnea del sueño, debes saber que esta es una condición seria que requiere atención médica, ya que puede causar complicaciones graves para la salud. Si quieres saber más, puedes visitar nuestro artículo al respecto donde aprenderás más sobre esta condición de salud.

Efectos de los ronquidos

Los ronquidos pueden tener varios efectos negativos, tanto para quien los produce como para quien los escucha, y, de hecho, algunos de estos efectos son los siguientes:

  • La afectación de la salud: Los ronquidos están asociados a una mayor presión arterial, un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares, metabólicas y respiratorias, y una menor oxigenación del cerebro y de otros órganos. Además, si los ronquidos se deben a la apnea del sueño, el riesgo de estas complicaciones se incrementa aún más.
  • La perturbación de la pareja: Los ronquidos pueden generar molestias, insomnio, estrés y conflictos en la pareja, lo que puede afectar la calidad de la relación, la intimidad y la satisfacción sexual. Por ello, muchas parejas optan por dormir en habitaciones separadas para evitar este problema, lo que puede generar una mayor distancia emocional.

Tratamiento para ronquidos o posibles soluciones

El tratamiento para los ronquidos pueden variar dependiendo de la causa, la frecuencia y la intensidad de los mismos, pero algunas de las soluciones más comunes son los siguientes:

El cambio de hábitos

Algunas medidas simples que pueden ayudar a reducir o eliminar los ronquidos son: perder peso, dejar de fumar, evitar el alcohol y los medicamentos que relajan los músculos, dormir de lado. También, puede ser de gran utilidad elevar la cabecera de la cama, mantener una buena higiene nasal, seguir una rutina de sueño regular y practicar ejercicios para fortalecer los músculos de la garganta y la lengua.

El uso de dispositivos

Existen diversos dispositivos que pueden ayudar a prevenir o disminuir los ronquidos, tales como:

  • Las tiras nasales, que abren las fosas nasales y facilitan la respiración por la nariz;
  • Los dilatadores nasales, que se introducen en las fosas nasales y evitan su colapso;
  • Los dispositivos de avance mandibular, que se colocan en la boca y adelantan la mandíbula y la lengua, lo que amplía el espacio de las vías respiratorias;
  • Los dispositivos de presión positiva continua en la vía aérea (CPAP), que se usan para tratar la apnea del sueño y consisten en una máscara que se conecta a un aparato que genera un flujo de aire constante que mantiene las vías respiratorias abiertas;
  • Los dispositivos de estimulación nerviosa, que se implantan bajo la piel y envían impulsos eléctricos al nervio hipogloso, que controla los músculos de la lengua, para evitar que esta obstruya las vías respiratorias.
Poligrafia del sueño

El tratamiento médico

En algunos casos, es necesario consultar con un especialista médico para que diagnostique y proporcione un tratamiento para no roncar que sea efectivo. Esto, especialmente si los ronquidos se deben a la apnea del sueño o a una anomalía anatómica.

Los ronquidos tratamiento que proporcione el médico puede consistir en: el uso de medicamentos, como los descongestionantes, los antiinflamatorios, los antihistamínicos o los esteroides nasales. Incluso, puede sugerir la realización de una cirugía, como la uvulopalatofaringoplastia (UPFP), que elimina el exceso de tejido del paladar y la úvula; la septoplastia, que corrige el desvío del tabique nasal.

También, puede recomendar la amigdalectomía o la adenoidectomía, en donde extirpan las amígdalas o las adenoides; o la radiofrecuencia, que reduce el tamaño de los tejidos blandos de la garganta mediante el uso de ondas de radio.

Diagnóstico de los ronquidos

Para diagnosticar los ronquidos y sus posibles causas, es necesario acudir a un médico para que realice las siguientes evaluaciones para determinar un diagnóstico preciso:

  • Una historia clínica, en la que se indague sobre los hábitos de sueño, el consumo de alcohol, tabaco y medicamentos, el peso, la presión arterial, los antecedentes familiares y personales de ronquidos y apnea del sueño, y los síntomas asociados, como somnolencia diurna, dolor de cabeza, sequedad de boca, dificultad para concentrarse, etc.
  • Realizar un examen físico, en el que se observe la anatomía de la nariz, la boca, la garganta, el cuello y la mandíbula, y se detecten posibles anomalías o signos de inflamación, obstrucción o irritación de las vías respiratorias.
  • Una prueba de sueño, en la que se monitorice la actividad cerebral, el ritmo cardíaco, la presión arterial, el nivel de oxígeno en la sangre, el flujo de aire, el movimiento de los ojos y los músculos, y el sonido de los ronquidos durante una noche de sueño. Esta prueba puede realizarse en un centro especializado (polisomnografía) o en el domicilio del paciente (poligrafía respiratoria).

¿Cuándo debería acudir al médico?

Los ronquidos no siempre requieren de una consulta médica, pero es conveniente hacerlo si presentas las siguientes características o factores de riesgo:

  • Cuando los ronquidos son muy fuertes, frecuentes o molestos para el paciente o su pareja.
  • Si los ronquidos se acompañan de pausas respiratorias, jadeos, ahogos o despertares súbitos durante el sueño.
  • Cuando provoquen somnolencia excesiva, fatiga, irritabilidad, dificultad para concentrarse o problemas de memoria durante el día.
  • En caso de que los ronquidos interfieran con la calidad de vida, el rendimiento laboral o la relación de pareja del paciente.
  • Si los ronquidos no mejoran con el cambio de hábitos o el uso de dispositivos o productos naturales.

Los ronquidos son un problema que puede afectar la calidad del sueño, la salud y la relación de pareja de muchas personas. Si este es tu caso, no lo dudes más y busca ayuda de expertos y profesionales para mejorar tu calidad de sueño y el de tu pareja. Incluso, no dudes en contactar con nuestro equipo de profesionales, quienes te pueden recomendar un tratamiento para ronquidos ideal para resolver tu problema.

2 thoughts on “Tratamiento Para Ronquidos: Conoce las Causas y Soluciones

  1. Virna Martínez dice:

    Nececito urgente ayuda para mi esposo

    1. admin dice:

      Hola como esta un gusto! puede contactarnos al siguiente número y podemos asesorarla, saludos!

      +569 51655850

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *